English French German Spain Italian Portuguese

23 abril, 2014

LAS PU... LUMBARES

Desde mi época de futbotorpe todas mis lesiones están siempre localizadas en la zona del pubis, bien sea en forma de pubalgias, Psoas o bien últimamente en mi etapa de corredor en la zona lumbar. Ayer volví a lesionarme, esta vez en un mal gesto jugando al Padel, es lo que tienen los deportes de riesgo.

Las dichosas lumbares, siempre han sido mi punto débil, especialmente en la ultima década, coincidiendo con mi etapa mas sedentaria, siempre sentado al ordenador durante 8 horas diarias. Esta circunstancia, coincidiendo con mi decadencia física, ha provocado un acortamiento progresivo en algunos músculos, que a la hora de la practica deportiva, hace que la zona lumbar sufra especialmente. Si ademas le añadimos un cuerpo desgarbado de 1,90, me convierten en una maquinaria imperfecta, lo que viene siendo un 2 caballos de mediados de los 60. 
Los últimos cuatro años, sufro un autentico calvario, los dolores me impiden entrenar y si no entreno no puedo correr en condiciones, lo que me frustra enormemente. Estoy intentando mentalizarme, para ir abandonando poco a poco el atletismo, que no me hace ningún bien. Pero no he conseguido encontrar ningún sustituto. He probado el gimnasio y la piscina, pero los sitios cerrados me agobian y me aburren enormemente. Sigo con mis clases de acondicionamiento físico, 2 horas a la semana, con el paso de los años he descubierto que son imprescindibles e irreemplazables. Estoy metiendo algo de padel que es un buen deporte para ancianos. Salgo a caminar por el monte y monto en bici de vez en cuando, pero siempre menos de dos horas, no aguanto mas y para quitarme el mono salgo de vez en cuando a correr a trote cochinero, a ritmos a los que antes consideraba ir andando, se acabaron las tiradas largas, para mi un 10 mil, es ahora un maraton. De lo que no he podido prescindir es de las carreras del fin de semana, donde sigo dando todo lo que me queda y es que ese ambiente, saludar a los viejos conocidos y la sensación de competición, no puedo simularla con ningún cigarrillo electrónico.
Bueno ya me he desahogado, empece esta entrada, para celebrar y recordaros que hay un excelente blog de medicina deportiva, escrito por el sublime y genial FRANCISCO GILO y que ha retomado después de algunos años sin publicar ninguna entrada, con un excelente estudio de otra lesión propia de los que somos victimas de Bill Gates-el anticristo, LAS CERVICALES (otras cabronas), nos ayudara a conocerlas un poco mejor, como tratarlas y aliviar nuestros dolores con algunos ejercicios sencillos. Seguramente no nos curaremos, pero aprenderemos a escuchar mejor a nuestro cuerpo y prevenir males mayores.
Paco, enhorabuena por tu trabajo y muchas gracias en nombre de todos los deportistas de la tercera edad.