English French German Spain Italian Portuguese

30 agosto, 2015

No estuvimos a la altura.




Finaliza el mundial de atletismo con un pobre bagaje. Muy floja podría calificarse la actuación de la delegación española. Una sola medalla sabe a poco.
Ruth Beitia no pudo culminar su lucha por las medallas en la prueba de salto de altura en Pekín aunque podemos añadir que es una de las pocas atletas que se salvó de la quema y estuvo siempre luchando con las mejores.
Tras la competición, la española dijo: "Me voy triste y con mal sabor de boca. Me sabe a muy poco esta quinta posición, la única lectura positiva es ese 1,99 pero estaba para saltar más".
Respecto a su futuro, Ruth reconoció: "Claro que se me escapa una oportunidad de volver a estar en un Mundial peleando por una medalla. No sé si lo voy a cumplir, pero posiblemente sí que sea mi último Mundial”.