English French German Spain Italian Portuguese

08 noviembre, 2009

LA NOCHE ME CONFUNDE

"Vivo en el número 7, calle Melancolía,
quiero mudarme hace años al barrio de la alegría
pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía,
en la escalera me siento a silbar mi melodía."

El día se prometía muy feliz, empezábamos con alegría el puente de la Almudena, un reposado desayuno en familia, con sus tostadas y zumito de naranja, después de hacer la cama, como es tradición, convencí a Jorge para darnos un garbeo por el cross universitario de la Juan Carlos I, en Fuenlabrada, una carrera de 5000 metros, con perfil muy favorable, el mayor handicap que tuvimos que salvar, fue el fuerte viento reinante, casi un muro cuando soplaba de frente. En poco mas de 21' dimos por concluido nuestro entrenamiento del sábado.
Vuelta a casa, ducha rápida y comida con la abuela Angeles, sobremesa y merienda con café y bollos.
Como es tradicional en casi todos los derbis madrileños, teníamos cena-espectáculo con unos amigos madridistas, hoy además jugábamos en casa, por lo tanto tocaba cocinar. Todo sincronizado, con el pitido inicial, estábamos todos sentados frente al televisor, degustando unas cervecitas y unos entrantes, apenas apurados dos sorbos de mi fresquita rubia.- Goool de Kaká, otra vez no, la historia se repite, lo veo venir. Efectivamente, así fue, salimos a gol por cerveza, con 0-3 me dejo llevar y me centro en el tema culinario, mucho mas provechoso. Con la salida del Kun, el partido se anima, rozando al final el milagro.
Otra dolorosa derrota consumada, apuramos el ultimo trago de vino.
Es hora de cambiar de tercio, bombón helado, café y un gin tonic flojito para hacer bien la digestión, al final las 3 de la madrugada, nos vamos a acostar, con una sospecha.- no se yo, la carrera de mañana?

El final ya os lo imaginais, me despierto a las 8 en punto, pero no soy yo, otra vez ese cuerpo que quita el sentido. Intento reaccionar, pero desisto, al comprobar que el resto del equipo, esta en otra dimensión, demasiado cruel para ellos, desalojo y vuelta a la cama con un gran sentimiento de culpabildad, en fin, una serie de catastróficas desdichas me ha privado una vez mas de participar en el cross de Suances, espero sepais perdonarmelo.

Así es el fútbol, unas veces se gana y otras veces se pierde.

5 comentarios:

manuel binoy dijo...

Lástima, al final casi rozasteis el milagro de empatar; cono suele decirse en estos casos, otra vez será, no deja de ser un juego, ánimo y a seguir en la brecha, un saludo, te sigo leyendo.

Chechu dijo...

Juanma, la verdad es que 3 cervezas, 2 copas de vino, 1 gin tonic, 1 derrota atletica y todos los bollos de la merienda en ca la abuela no son excusa para haberte "fumado" la carrera del domingo. Tendrás que recuperar lo perdido en las siguientes. un saludo.

Jaime N@v dijo...

La carrera tenia que haber caído...
Como dice Manuel, es un juego y todos los años mas de lo mismo.
Slds

Pietro Menea dijo...

Yo no queria.

Si un juego ya se que es, lo que no era un juego era dormir 5 horas y levantarse con cuerpo de jota y lo peor es que los chavales tambien habian trasnochado y me parecia muy cruel despertarles.

No pasa na' hay mas carreras que botellines y a veces nos tenemos que sacrificar. Hoy me he castigado con unas series.

Un saludo.

Chechu dijo...

Juanma, he consultado con mi entrenadora y libra ese día, por lo que nos podemos animar al canguro. vosotros que hareis?