English French German Spain Italian Portuguese

01 diciembre, 2009

CROSS CANGURO

Diluviaba sobre Madrid, cuando los Alvaro en un gesto de sensatez, nos dijeron que se quedaban en casa, por un momento me sentí como Harrison Ford en la costa de los mosquitos, arrastrando a toda la familia hacia un infierno pasado por agua, como teníamos que pasar antes a comprar fruta en el mercadillo, pude comprobar en directo, que la cosa era mas grave de lo que parecía a través de la ventana. Tanta agua debio ablandarme y en un acto piadoso le dije a Paula que se quedara en casa.
Jorge con la mirada, me decía que tampoco quería ir, pero a el no le di opción, cogete el chubasquero que nos vamos.
Fue algo divino, porque al salir otra vez de casa, la lluvia torrencial, se había convertido ahora en cuatro gotillas de na'.
Llegamos al bosque, justo al comienzo de la primera carrera, gran ambiente de cross, todo bien preparado por los organizadores del club canguro, hasta la música sonaba mejor que nunca, mis felicitaciones al pincha.
Al ratito, aparecieron sorpresivamente los Alvaro, solo los mayores, Celia y Carlos, que se habían animado a ultima hora, tras ellos, llego Chechu, en lo que era un reencuentro después de bastantes años, casualidades de la vida, el destino quiso encontrarnos corriendo.
En lo deportivo, cumplimos con los pronósticos, aunque en la clasificación mas abajo de lo habitual, debido al gran nivel de la prueba.
Jorge sigue relegado a los puestos de consolación, pero para lo que entrena, creo que no se puede pedir mas.

Vi muy bien a Celia, que ya va rodando a un ritmo cercano a 5:30, con esta evolución el año que viene, estará rondando los 5 el kilómetro.
Chechu, nos dejo muestra de su nivel, dos puntitos por encima del nuestro, su buen hacer en los entrenos diarios, dieron sus frutos.
Al final, ágape para todos los participantes y acompañantes, barra libre de medias noches y sandwiches, no quisimos abusar porque esperaba la comida de la abuela.

Que mas puedo añadir, si existe el cross perfecto, quizás fue el del pasado domingo, clima típico, buena organización y un entorno inigualable.

Larga vida al Cross Canguro.