English French German Spain Italian Portuguese

27 junio, 2010

La carrera de orientación


La Orientación puede ser muchas cosas como:

- Una actividad recreacional.
- Un divertido juego organizado por o para un grupo de jóvenes o de cualquier otra edad que añade variedad a un programa de actividades y desarrolla destreza en el movimiento por el bosque.
- Un juego de interior para grupos de niños que proporciona diversión y sirve para adquirir conocimientos elementales de lectura de mapas.
- Una actividad para mejorar la forma física.
- Un deporte altamente competitivo que atrae atletas de todas parte.

La Orientación puede ser como tu quieras que sea y puede ser organizada de diferentes maneras de modo que se adapte a tus necesidades o las de tu grupo.

LA CARRERA DE ORIENTACION

Consiste en un recorrido de longitud y dificultad variable, siempre acorde con el nivel del corredor, dibujado en un mapa y materializado en el terreno por unas balizas blancas y naranjas. El objetivo de la carrera es realizar este recorrido en el menor tiempo posible, con la información que extraigamos del mapa y la ayuda de la brújula como único instrumento.

Para garantizar nuestro paso por los puntos marcados llevaremos una tarjeta de control con la cual habrá que fichar en cada control, de forma que al final del recorrido tengamos las marcas de los diferentes controles y en el orden preestablecido.

Existen varios tipos de carreras de orientación como pueden ser la diurna, nocturna, por relevos, con esquies, etc.
Carrera de orientación urbana:
También tenemos las carreras de orientación que se realizan en un entorno urbano.
Hoy hemos podido participar en una de estas carreras.
Como se celebraba en Alcalá pues nos hemos animado y al final hicimos el recorrido marcado en el mapa.
-Sergio ha hecho el recorrido corto (2,6 km) y yo el medio (3,4 km). Estas son distancias orientantivas puesto que a la hora de la verdad nosotros hicimos bastantes más kilómetros.
Al iniciarnos en esta prueba pues tuvimos nuestras dificultades, lógicamente nos costaba orientarnos y más esfuerzo todavía suponía encontrar algunas balizas. Un par de ellas nos dieron más trabajo por lo que perdimos bastante tiempo.
La ventaja de esta prueba estaba en que conocíamos la zona, el casco histórico de Alcalá y teníamos la tranquilidad de que no íbamos a perdernos.
Me ha gustado esta prueba y me voy con buenas sensaciones. Eso sí habrá que ir mejorando para encontrar el punto marcado en el mapa sin dar tantas vueltas y luego realizar el correspondiente control para que la prueba se realice correctamente.

2 comentarios:

manuel binoy dijo...

Parece divertido; personalmente me perdería aunque llevara un montón de brújulas encima; mi sentido de la orientación es pésimo desde siempre; los que me conocen lo saben muy bien y nunca se fían de mí si por una de esas casualidades tengo que hacer de guía, cosa que no me es permitida bajo ningún concepto; un saludo y no seguimos leyendo.

Manuel Díaz dijo...

¡Hola Manuel¡ me alegro de verte por aquí,
Yo simplemente fui para participar y porque conocía la zona de la prueba, si no estaría todavía dando vueltas para encontrar los puntos de control.