English French German Spain Italian Portuguese

02 agosto, 2009

Cinco horas por el Sella.


Había una novela de Miguel Delibes titulada "Cinco horas con Mario".

Tomo esta cifra y me traslado hasta Asturias para realizar el descenso del Sella con la familia. Nos lo tomamos con calma. Y también estamos cinco horas realizando este bello recorrido.

Hay mucha gente haciendo el descenso. Grupos de jóvenes en plan festivo. Familiares con sus niños y otros más mayores que también quieren realizar esta bonita experiencia.

Unos tardan más haciéndolo tranquilamente disfrutando del espléndido paisaje, otros lo hacen más rápido porque ya son piragüistas avezados.






Llega el momento del descanso porque los brazos se van cargando. Hacemos la parada para comernos el bocata . Aquí nos juntamos un montón de regatistas y nos encontremos con ciertos problemas para aparcar la piragua.
Nos damos un remojón recordando los mundiales de natación.



Estupenda aventura para finalizar el mes de Julio. Hizo buen día , no llovió y el sol nos acompañó durante todo el camino.
Bueno me despido que ya me estoy haciendo mayor.
Mañana es mi cumple y aprovecho este día para despedirme de esta cifra porque cuando amanezca otra vez, tendré un añito más.
Bueno me voy a brindar con "Licor 43".
¡Y parece que fue ayer¡

5 comentarios:

Jaime N@v dijo...

Como mola... yo lo haré algún año con mi familia. Manuel a pasarlo genial en tu cumple... Felicidades.
Ciao.

Miguel B dijo...

Como te comente también lo hice hace unos años y fue una experiencia muy divertida que espero repetir, felicidades con retraso, a mi me caen 44 la semana que viene, nos hacemos viejos amigo.

Manuel Díaz dijo...

- Gracias Jaime. Espero que algún día puedas disfrutar también de esta bonita experiencia.
- Ese Miguel. Seguiremos luchando hasta que el cuerpo aguante. Los viejos rockeros nunca mueren.

Susana dijo...

Genial la crónica del día. Aisss, qué envidieta, agua fresquita....

Abrazotes.

Manuel Díaz dijo...

Gracias Susana por tu comentario.
Viene bien refrescarse con agua fresquita para suavizar los calores del verano, y si es haciendo el descenso del Sella, pues mejor.
Un abrazo.