English French German Spain Italian Portuguese

11 abril, 2010

XXI SUBIDA AL PIELAGO (HASTA EL RABO, TODO ES TORO)

Nuestro objetivo: el pico de San Vicente vista desde el kilometro 1.5 de ascensión
Galopábamos con la cirila por tierras manchegas, cuando sonó el móvil, un mensaje nos anunciaba que seriamos los únicos halcones de la partida, en nuestra cita obligada con nuestros paisanos de Hinojosa.
Una hora antes, Paula también nos dio calabazas, argumentando que estaba resfriada, las 8 de la mañana no son horas de despertar a nadie un domingo.
Vistas panorámicas del recorrido

Llegábamos bastante justos y Jorge sin calentar se presento en linea de salida, sonó el disparo y partieron 8 valientes para completar un recorrido de 5 kms, 2.5 de terrorífica subida. Me agazape en el km 1.5 para realizar unas fotos y poco a poco fueron apareciendo los corredores uno a uno, bajado en punto muerto y sin freno de mano, con los rostros totalmente desencajados, en intervalos de un minuto, mas o menos, fueron pasando todos, pero Jorge no aparecía, hasta que a lo lejos vi una figura espigada que se inclinaba sobre una pared de piedra entre unos arboles, sin duda pasaba por algún tipo de dificultad, cuando me disponía a subir, a ver que pasaba, empezó a descender, cuando llego a mi altura, me dijo he cambiado la libra, estoy fatal, tranquilo dejalo, no fuerces no merece la pena y bajamos a trote cochinero, hasta la entrada del pueblo, sin llegar a meta. Algo le sentó mal, el caso es que llego a casa con 38º de fiebre y esta un poco zombie. Un mal día lo tiene cualquiera.

Hasta el rabo todo es toro, este es el aspecto de mi ultimo guiso.
A las 11:30 se dio la salida de mayores, con el tradicional carros de fuego, antes había saludado a nuestro anfitrión, Ángel "el hinojoseño", salí muy tranquilo, conocedor de lo que me esperaba, pasito a pasito, complete la mitad de la subida, a un ritmo de 6'/km, bastante bien pensé, los grupos de ascensión se iban formando y empezaban a caminar los primeros corredores, yo me habia propuesto no parar hasta el final, pero unos metros antes del km 5, llego mi primera estación de penitencia, me vi obligado a caminar, porque parecía que corriendo no avanzaba y el dolor de piernas era insoportable, reinicie la marcha con mucho esfuerzo y empezaron a cruzarse los primeros, que bajaban a tumba abierta, tazita a tazita hice cumbre, entonces decidí caminar un poco para recuperar completamente las pulsaciones, beber tranquilo y evitar el flato, que siempre me acompaña en la bajada.

Bajando cerca del km.2, vaya flato!!!

Empezó la bajada y a pocos metros, se cumplieron mis peores presagios, el flato iba apareciendo a cada zancada y practicamente antes de cumplir el primer kilómetro de descenso, ya llevaba un dolor insoportable, cada paso que daba era una patada en la tripa, me aprete el hígado, me masajee, grite, gruñi, resople, respire hondo, pero no conseguí ningún tipo de alivio, tampoco podía ir mas despacio, porque en la bajada es como si te diesen cuerda y si frenas, los cuadriceps sufren muchisimo, no me quedaba otra que apretar los dientes y acabar como fuera, ademas, iba bien de tiempo.

Cuando vi a Jorge, a 2 kms de meta, me dio una alegría tremenda, ya lo tengo, tengo que echar el resto, al final 1:05:26, objetivo cumplido. Este ha sido mi ultimo gran esfuerzo, antes de MAPOMA, ahora me toca recuperar todo lo que pueda y descansar para llegar en las mejores condiciones posibles.

El pueblo de Hinojosa, impecable un año mas, se vuelca con su prueba y arropa con sus ánimos a todos los participantes. Muchas gracias por todo!!!

6 comentarios:

Chechu dijo...

Enhorabuena Juanma por tu marca personal. Estas afinando tus instrumentos para tocar la sinfonia del dia 25. En cuanto a Jorge, un mal día lo tiene cualquiera. Mucho animo.

danzig666 dijo...

Carrerón!

Jaime N@v dijo...

Bonita escapada, se ve en la foto la cara de dolor, de todas formas buena carrera.
Nos vemos
Ciao

Manuel Díaz dijo...

Lástima que este año no haya podido acudir a esta prueba singular. Las fotos lo dicen todo:
bonitos paisajes, campos floridos, vacas pastando, platos exquisitos, cara de sufrimiento y finalmente prueba superada. Siempre nos quedará al infatigable reportero Pietro que nunca se da por vencido.

Pietro Menea dijo...

Creo que poco a poco, ire abandonando todo este tipo de pruebas, cuando finiquite el MAPOMA voy a colgar las zapatillas temporalmente, por lo menos evitare estas pruebas extremas, la edad no perdona y yo cada vez estoy mas cansado.
De momento hemos cumplido con otro objetivo.

Gracias por vuestros comentarios.

Chechu dijo...

Pietro, cuando termines mapoma, sera buen momento para descansar, reflexionar y cambiar de disciplina..., las carreras de montaña te esperan.