English French German Spain Italian Portuguese

21 enero, 2013

LA CUESTA DE ENERO

Segunda prueba del circuito de carreras de Coslada, siguen llamandola cross de Navidad, pero desde hace unos años se corre a mediados de enero, el nombre mas idoneo seria cross de la cuesta de enero.
Salimos de casa con sol de invierno, ese que sale tarde y se pone presto, parecía que seria una mañana agradable, pero cuando llegamos al humedal, alguien se había dejado la puerta abierta, corría un bris de kurtinaitis. Cola inusual en la mesa de inscripciones, se notó que la carrera fue anunciada en carreras populares y había mas personal que de costumbre.
Formaron por los Halcones, los hermanos Alvaro, Carlos y David, Queño y el que les narra. Calentamiento muy corto y salida bastante puntual a pesar del atasco. Queño enseguida tomo las riendas del grupo, Carlos y yo intentamos seguirle, a los pocos metros nos pusimos a la altura de David, que se había colocado en preferente pero poco a poco se dejo caer. Después de varias carreras en plan conservador, decidí cambiar de estrategia y seguir de cerca a Queño. Carlos y David se fueron quedando, el circuito era a dos vueltas y aguante mas o menos bien la primera, me di cuenta que iba a un ritmo alegre para lo que acostumbro, pero no me dio la sensación de ir a tope, pero en la bajada larga, que teóricamente debería haber aguantado la distancia, vi como poco a poco Queño se iba marchando, no se si porque él cambio de ritmo o porque yo me estaba quedando. Lo cierto es que cuando encaramos la subida por segunda vez, me di cuenta que había llegado sin apenas recuperación y a la mitad de la cuesta peté, solo recuerdo haber caminado en carreras de montaña con subidas extremas, pero hoy ha sido la primera vez que me paro en una carrera, debería tener las pulsaciones a 200, me cegué doblemente cuando se puso a mi altura Mula, una de mis referencias en las carreras de Coslada, mi empeño por aguantarle, me saco totalmente de punto, camine durante un tramo corto, que se me hizo eterno, salvado el desnivel, me quedaba un kilómetro y tenia que echar el resto, me adelantaron bastantes corredores, intente recuperar el ritmo, pero me fue imposible, a falta de 400 metros me paso David como una moto, esto me acabo rematando. Crucé la meta muerto, como nunca, con ganas de echar la peladilla y con un dolor de pecho bestial, me costó 10 minutos largos recuperarme. Carlos cerro la bandada halconera, demostrando gran pundonor, después de acostarse a las 4 de la mañana, tras sacudir sus baquetas en un gran concierto de rock&roll. RAZÓN DE MAS, para estar cansado.
El circuito fue exactamente el mismo que el de la Legua de Extremadura, pero con 300 metros menos, me salieron 5 kms “clavaos”.
Cuando llegue a casa, encontré la explicación de mi sofoco al volcar los datos de mi Garmin, a pesar de pararme conseguí correr por debajo de 4:30, hacía dos años que no conseguía estos parciales en un cross (4:10-4:36-4:10-4:57-4:18) y menos sin entrenar nada. Prometo no volver a intentarlo.

En la categoría de peques, Adrián, el primogénito de David, se estrenaba con los halcones con buena zancada. Extendió todo lo que pudo sus alas y voló con fuerza hasta el final, posandose majestuosamente en el segundo escalón del podium, ese legendario podium de Coslada, al que tantas veces se han subido  nuestros retoños. Hay que ver como pasa el tiempo, que de pronto son años, espero que después de este, vengan muchos mas.

Gracias, una vez mas, a todos los campeones de la UA COSLADA, que a pesar del frío, nos arroparon con sus ánimos y su buen hacer.
Mañana mas!!!

5 comentarios:

carlos dijo...

en la seccion infantil Adrian Álvaro (hijo de David) pilló chatarra quedando el segundo de su categoría.
Salud y fuerza para todos

Manuel Díaz dijo...

Carlos ya era hora que pusieras algún comentario. Nos tenías muuuuu abandonados.
Pietro por los tiempos que has realizado parece que empiezas el año en buena forma. Bajar de 4.30 en varios km. después de los excesos navideños , eso no se hace todos los días.

Pietro Menea dijo...

Esos ritmos, casi me cuestan la vida.
En mi afan por llegar lo mas pegado posible a Queño, casi doblo como un junco y lo peor es que acabe con muy malas sensaciones y eso no es correr bien.

Hay que entrenar mas.
En la próxima volvere a ser cauto.

Unknown dijo...

Soy David. Mi primer comentario para agradecer la dedicación y tiempo que utilizáis en este blog. Intentar mantener esta ilusión y así perdure esta saludable afición por muuuucho tiempo. Saludosss...cordialesss...

Manuel Díaz dijo...

Saludos David. Nos alegramos de verte por aquí. Siempre te anima ver los comentarios de los colegas y saber que hay alguien más detrás de estas crónicas halconeras.