English French German Spain Italian Portuguese

30 marzo, 2014

Cosas de la vida en la legua cervantina.

Hacía mucho tiempo que no participaba en una carrera popular pero el domingo pasado volví a patear por las calles de Alcalá para correr la legua cervantina.
Sin pensarlo mucho, me fui con los chicos y nos presentamos en la Plaza de Cervantes  desde donde partía la prueba situándonos sin complejos en la línea de salida. Anteriormente ya se había disputado la media maratón con muchas caras conocidas.

 
Llega un momento en que te tomas las carreras de otra manera. Ahora más que nunca lo importante es participar sin mirar relojes ni tiempos, ni llevar todos esos instrumentos que llevan algunos corredores adheridos a sus extremidades. Corren otros tiempos y lo más importante es disfrutar de la prueba, del recorrido saludando a los conocidos que te encuentras por el camino y a mis amigas las cigüeñas, que observan a los corredores desde los altos campanarios.


Los tiempos han cambiado. No hace muchos años llevaba a mis hijos a las carreras y rápidamente iba corriendo hasta la línea de meta para ver como llegaban pero ahora la vida se ve desde otro prisma. Salgo con ellos en la salida y luego son ellos los que me esperan pacientemente en la línea de meta. Esta vez conseguí acabar la carrera.

¡Cosas de la vida!

2 comentarios:

Pietro Menea dijo...

Muchas sonrisas reflejan vuestros rostros, no es precisamente la imagen del esfuerzo.
Pero el atletismo popular también es fiesta, una manera alegre de manifestarse y buscar un motivo para ver a los amigos y compartir experiencias con nuestros hijos.
Hay que repetirlo!!!

cdc Trajano de Utrera dijo...

Tenemos las misma forma de disfrutar corriendo. Cuando veo fotos de gente corriendo y sonriendo, pienso, éste es mi deporte. Un cordial saludo des de Utrera.